Inicio / Realidad Virtual / Reviews / Análisis de las LG 360 VR, el primer modelo de gafas VR de LG

Análisis de las LG 360 VR, el primer modelo de gafas VR de LG

Análisis de las LG 360 VR, el primer modelo de gafas VR de LG
Valora este post

Todas las empresas de tecnología saben lo importante que es subirse al carro de la realidad virtual. Incluso Google tiene su proyecto con el que pretende competir en el mercado, Daydream. LG es es una de las que han lanzado también sus propias Gafas VR con las LG 360 VR, que por el momento solo son compatibles con el LG G5. Sin embargo, después de echarlas un vistazo, vemos que hay más sombras que luces en este dispositivo.

Las LG 360 VR son ligeras, pero caras y de poca calidad

En realidad es el resumen que le podemos hacer a estas gafas de realidad virtual. Es cierto que tienen un peso muy por debajo del de otras gafas como las Samsung Gear VR o las oculus Rift. Solo pesan 116 gramos. Para ello, una de las cosas que se han incorporado con unas lentes para no tener que usar la pantalla del móvil. También se ha utilizado plástico para aligerarlas, algo que da la sensación de que son bastante débiles, como si hubiéramos comprado unas gafas de poca calidad a una marca de bajo coste. Cuando nos las ponemos sentimos que en cualquier momento se nos van a romper. Además, las lentes tienen un ajuste interno para graduar la visión, de modo que para ver bien tenemos que estar quitándonos las gafas e ir girando las ruedas constantemente hasta dar con el enfoque ideal.

gafas LG 360 VR

Un problema aún mayor tiene que ver con el calentamiento del teléfono cuando controlamos las gafas. El procesador trabaja demasiado y aumenta mucho la temperatura del terminal, algo que también pasa con las gafas de Samsung, por ejemplo. No obstante, si esto se puede solucionar, el hecho de que las gafas se conecten vía cable USB nos parece una solución más práctica que la de meter el teléfono en la carcasa, ya que se pueden crear nuevos modelos compatibles con mayor facilidad.

El precio de las LG 360 VR es de unos 300 euros, al que tenemos que añadirle el coste del LG G5 que necesitamos para hacerlas funcionar. Esto supone que para usar la solución VR de LG tenemos que desembolsar unos mil euros, algo que puede echar para atrás a más de uno.

LG 360 VR

La realidad virtual se impone, y está claro que LG ha querido colocarse en el mercado lo más deprisa posible. Sin embargo, por el momento no nos parece un acierto el modo en el que lo ha hecho. Quizás en el futuro podamos decir lo contrario.

Sobre Fran Cabrera

Francisco es el último fichaje de la redacción, siempre atento a las últimas noticias, le encanta probar todos los gadges a los que tiene acceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *